lunes, 22 de octubre de 2018 |Hora: : :

Deporte Universitario


Deporte y Universidad: una relación que crece entre los atletas argentinos

Fecha Publicación: 22/10/2018  12:30 

Estudiar y entrenar de forma profesional al mismo tiempo no siempre es fácil: Pero en nuestro país, esa ecuación de a poco comienza a dar resultado con algunos atletas que se destacan en el deporte argentino y que se animan a comenzar una carrera universitaria

 
Por: Federico Lorenzo
 
“El infinito es no ponerse límites”, es una de las frases que motiva a Braian Toledo (25) desde el frío de Finlandia, donde se prepara con su entrenador Kari Ihalainen, una leyenda del atletismo, con un objetivo claro: lograr una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
 
Mientras tanto, una de las promesas del atletismo nacional que logró el 10° puesto en los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, también comparte las horas de la semana cursando a distancia la Tecnicatura en Marketing y Publicidad Digital que dicta la Universidad Siglo 21, gracias a una articulación entre esta institución educativa y la Federación del Deporte Universitario Argentino (FeDUA).
 
 
A través de un sistema de becas, Toledo puede avanzar en sus estudios, manejando sus tiempos, sin cortar su estricta rutina de entrenamiento, sino haciéndolo en sus tiempos libres a través de un campus virtual y contando con el apoyo de sus tutores y docentes que lo guían durante el recorrido de su carrera.
 
En ese marco, Emiliano Ojea, Presidente de la FeDUA hace hincapié en la importancia de que “los deportistas puedan complementar su carrera accediendo a una educación de calidad, que les brinde herramientas solidas para su futuro”.
 
Esta Federación que nuclea a las instituciones universitarias y terciarias, públicas y privadas, tiene también como objetivo difundir y desarrollar el deporte universitario en todas las regiones del país, para nutrir de atletas al deporte olímpico nacional, como es habitual en otros países que forman a sus deportistas en las universidades.
 
Otro de los casos que dan muestra que es posible la articulación entre el deporte de alta competición y el estudio universitario es Delfina Pignatiello (18). La nadadora oriunda de San Isidro, que durante los Juegos Olímpicos de la Juventud que se llevaron a cabo en Buenos Aires logró dos medallas de plata en los 400 y 800 metros libres, rechazó varias propuestas de becas universitarias de instituciones educativas de Estados Unidos para entrenar en su país y cursar Ciencias de la Comunicación en la Universidad de San Andrés, en el marco del Programa Deportistas.
 
 
En este caso, la propuesta está diseñada para deportistas de elite y coloca el foco en la flexibilidad. Personalizada en función del deporte, del nivel de competencia, de los horarios de cursada y de los viajes o instancias de competición, le permite a una de las promesas de la natación argentina cursar 2 o 3 materias por semestre y coordinar las fechas de evaluación.
 
Por su parte, Lisandro Magallán (25), defensor central de Boca, combina la presión de los partidos en uno de los equipos más importantes del país, con los nervios previos a los exámenes de la carrera de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Tan es así, que tras salir campeón de la Superliga en mayo, al otro día tuvo que presentarse a rendir un examen final para promocionar una de las materias de su carrera.
 
Cuando los clubes argentinos hacen hincapié, y en algunos casos malabares, para que los jugadores de las divisiones inferiores puedan culminar sus estudios secundarios, el central de Boca es un claro ejemplo que es posible estudiar mientras se lleva a cabo una carrera profesional en el fútbol. 
 
 
 
Pero la vocación por el derecho es una cuestión familiar para Magallán ya que su papá, Adalberto, que falleció a principios del 2018, era abogado y lo apoyó para continuar en el fútbol cuando se destacaba en el semillero de Gimnasia de La Plata y en las categorías juveniles de la selección argentina, pero con la condición de que también transite el camino universitario, para que cuando cuelgue los botines pueda ejercer en el estudio jurídico familiar.
 
Estos son sólo algunos casos que no sólo demuestran que es posible combinar el deporte de alto rendimiento con los estudios universitarios, sino que también dan cuenta que existe un apoyo y un compromiso por parte del Estado, las instituciones deportivas y las universidades públicas y privadas, para que los deportistas argentinos puedan formarse como profesionales y tener un futuro luego de culminar sus carreras deportivas. 
 




Fuente: (Federico Lorenzo- Universidades Hoy)

Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina


NAVEGACION


REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados